plan de negocios

Cómo puede un autónomo o PYME desarrollar un buen plan de negocios

Tanto si eres autónomo como si tienes una PYME, un buen plan de negocios o un buen plan de empresa son herramientas fundamentales para el desarrollo de tu actividad a lo largo del año.

Para saber cómo realizarlo correctamente y guiar a tu empresa hacia el éxito, en este post te contaremos todo lo necesario para que sepas cómo puede un autónomo o PYME desarrollar un buen plan de negocios.

Para empezar, ¿en qué consiste un plan de negocios?

Antes de hablar de cómo se realiza, debemos entender qué es exactamente un plan de empresa o un plan de negocios.

Básicamente, un plan de negocios es un documento, en el que se especifica qué idea de negocio tiene la empresa, es decir, hacia dónde se dirige y cuáles son los objetivos. Dicho de otra forma: qué resultados espera obtener y cuál es la finalidad de haber constituido esa empresa.

De esta forma, se puede estudiar si las propuestas son viables a nivel económico y técnico, y también se puede calcular la rentabilidad que tendrán, habiendo valorado los ingresos y los gastos.

Una vez se hayan establecido estos puntos, un plan de negocios nos ayudará a definir las estrategias con las que podremos conseguir los objetivos propuestos. Por tanto, en primer lugar tener claros los objetivos, y acto seguido elaborar el camino para conseguirlos.

¿Cómo se elabora un buen plan de negocios?

Para empezar, debes saber que quien debe estar al cargo de elaborar este documento es el autónomo o la PYME interesada.

Además, a la hora de realizarlo, debes recordar que este documento debe ser lo más sintético posible, es decir claro y preciso, sin que falte información necesaria.

Para que no te pierdas en el camino, a continuación te señalamos los puntos principales que deben aparecer en todo plan de negocios que se precie:

1. Resumen ejecutivo

Al ser la introducción de tu plan, debe ser claro y conciso, ya que debe atraer a la vez que explicar el contenido a cualquier posible financiador del proyecto. No debe ser muy largo, ya que en pocas líneas se puede resumir el contenido del plan.

2. Presentación

Ahora sí, debes explicar más detalladamente el plan de negocio que has elaborado. Dentro de este apartado puedes presentar otros subapartados, ya que una buena estructura ayuda mucho a seguir la lectura, a la vez que te permite organizar mejor las ideas que tú mismo estás exponiendo.

Lo mejor es comenzar explicando el origen del proyecto y su evolución, hasta llegar al punto actual. También debes dedicar un espacio al equipo promotor de este plan, para terminar con lo principal: la idea central de este proyecto.

3. Estudio de mercado

Igual no necesitas que te expliquemos qué es un estudio de mercado, pero sí te conviene conocer cómo debes estructurar este apartado dentro de tu plan de negocios.

Para empezar, hay que explicar cuál es la situación actual de ese nicho del mercado en concreto. Después, debes estudiar la clientela potencial que tendría este negocio, especialmente para saber cómo buscar al público objetivo.

Otro punto fundamental es tener siempre en cuenta a la competencia, de modo que el plan pueda ser realista. Por último, es imprescindible que hables de los canales de distribución del negocio, ya que será la forma que tendrás de conectar con la clientela a la que te has propuesto llegar.

4. La estrategia comercial

Como indicamos anteriormente, un plan de negocios no solo estudia una idea y su rentabilidad, sino que también propone las estrategias necesarias para lograr unos objetivos concretos.

Por ello, este punto es muy importante: en primer lugar debe haber una estrategia de producto o servicio (saber qué productos se venden más), y acto seguido una estrategia de precios, una estrategia de comunicación y una estrategia de ventas y distribución.

Además, hay que tener en cuenta la localización del negocio, algo que afecta directamente a la conexión con el público objetivo.

Cuando hayas definido estas estrategias, tu plan estará preparado para pasar al siguiente punto.

5. Producción y RRHH

Para estos apartados debes tener en cuenta en todo momento la legislación, y hablar en un apartado de los recursos humanos, algo que, hoy en día, es imprescindible para cualquier plan de negocios realista.

Además, dentro del apartado de producción, tienes que dedicar un espacio a tratar sobre el proceso productivo y los proveedores, para que se pueda comprobar que lo tienes todo estudiado.

6. Análisis financiero

Es uno de los puntos más importantes del proyecto, ya que entra en juego el componente financiero.

Se trata de especificar bien todo lo relacionado con la financiación del negocio: plan de inversiones, plan de financiación, cash flow, cuenta de resultados, análisis de ratios y balance.

7. Análisis DAFO

A modo de conclusión a tu plan de negocio, ya seas autónomo o una PYME, debes realizar este análisis para determinar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades que ofrece la propuesta que has elaborado.

Si sigues esta estructura para tu plan de negocios, en la que hay una introducción concisa, un desarrollo sintético e informativo, un estudio de mercado y un análisis posterior de la rentabilidad, junto con los demás apartados que hemos mencionado, no tendrás ningún problema para llevarlo a cabo y conducir a tu empresa hacia el éxito.

¿Te ha gustado el post? puedes compartirlo en las redes. ¡Es muy sencillo! Muchas gracias 🙏.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...